Monde Réversible


Las cucarachas dominarán el mundo, te lo digo yo… by Susan
julio 7, 2007, 12:53 pm
Filed under: Ciencia

k.jpg

 

Las cucarachas tienen memoria y se les puede enseñar a salivar en respuesta a un estímulo neutral como hacían los perros de Pavlov cuando el famoso doctor ruso tocaba su campana, según investigadores japoneses.

Este tipo de “condicionamiento” sólo puede producirse cuando hay memoria y aprendizaje, y esta respuesta de segregar saliva sólo se había visto anteriormente en seres humanos y perros.

Ahora, las cucarachas parecen tener esa aptitud también.

En un artículo en la última edición de la publicación online Public Library of Science, los investigadores dijeron que esperaban saber más cosas sobre el cerebro humano explorando lo que hace en el cerebro más simple de la cucaracha.

“Entender el mecanismo de aprendizaje del cerebro en insectos nos puede ayudar a entender el funcionamiento en el cerebro humano. Hay muchas, muchas características comunes”, dijo Makoto Mizunami, de la Facultad de Ciencias de la Vida de la Universidad de Tohoku, en una entrevista telefónica.

Experimento con olores

En el experimento, los científicos expusieron a un grupo de cucarachas a un olor cuando les daban de comer una solución de azúcar. Descubrieron que cuando después exponían a las cucarachas sólo al olor, seguían babeando.

Otro grupo de cucarachas fue alimentado con la solución de azúcar sin el olor, y su posterior exposición al olor no llevaba a cambios en la cantidad de saliva producida.

 

Seguro, las cucarachas pueden recordar y aprender“, declaró Mizunami.

 

El experimento de Pavlov

El investigador ruso Ivan Petrovich Pavlov realizó un estudio que se ha conocido como “condicionamiento clásico” con perros. Utilizó campanas para llamar a los perros cuando les tocaba comer y, después de unas pocas repeticiones, los perros empezaron a salivar en respuesta a la campana.

Pero hasta hoy, y pese a los avances de la ciencia, se sabe poco sobre el cerebro de los mamíferos y su mecanismo neurológico por su gran complejidad.

 

No sé por qué… pero me acaba de venir a la mente una imagen similar a la de “Pájaros” de Alfred Hitchcock pero con cuquis… Mmmmm… Qué bonito XD

.: Susan :.



La física también es bonita by Blackburn
junio 11, 2007, 5:00 pm
Filed under: Ciencia

Para que los escépticos ante la física se acerquen un poco más a este campo, os traigo un curioso video, en el que queda demostrado que la física no es nada aburrida, y puede incluso tener algo de belleza.

En el video se nos muestra una gota de mercurio, colocada sobre una superficie de Teflón, y sometida a ciertas vibraciones, que van variando a lo largo del video. Y con cada variación, la gota toma distintas formas geométricas, cada vez más complejas.

El efecto seria el mismo (supongo) si cogemos el mercurio del termómetro, y lo colocamos sobre un altavoz, y vamos variando la música. Pero, ni se os ocurra probarlo, el mercurio es muy tóxico si no se sabe manejar.

Recordad que la ciencia puede ser bonita y divertida!

.: Blackburn :.



EL PASO DEL TIEMPO Y EL CEREBRO by Susan
mayo 23, 2007, 10:48 am
Filed under: Ciencia

Durante décadas, los científicos han creído que el cerebro posee un reloj interno que le permite percibir el tiempo. Ahora, un estudio propone un nuevo modelo en el cual una serie de cambios físicos en las células cerebrales ayuda al órgano a monitorizar el transcurrir del tiempo.

neurologia.jpg

Muchos de los comportamientos humanos complejos, desde comprender el lenguaje a interpretar música, descansan en la capacidad del cerebro de calcular con suficiente precisión el paso del tiempo. Pero todavía nadie sabe cómo lo logra.

La teoría más popular asume que un mecanismo comparable a un reloj, es decir que genera y cuenta movimientos regulares fijos, determina la forma de cronometrar el tiempo en el cerebro. Proponiendo una noción del todo distinta a ésta, Dean Buonomano, profesor de neurobiología y psiquiatría en la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) y miembro del Instituto de Investigación del Cerebro en dicha universidad, sugiere un modelo físico que opera sin el uso de un reloj.

Para explicar de manera simple cómo opera el mecanismo que propone, nos ofrece una analogía: “Si usted lanza un guijarro a un lago, las ondas de agua producidas por el impacto del guijarro sobre la superficie del agua actúan como una firma del momento de entrada del guijarro. Cuanto más lejos viajen las ondas, mayor tiempo ha pasado. Proponemos que un proceso similar tiene lugar en el cerebro, lo que le permite percibir el tiempo”.

Según este nuevo modelo, cada vez que el cerebro procesa un evento sensorial, como un sonido, o un destello de luz, dispara una cascada de reacciones entre las células cerebrales y sus conexiones. Cada reacción deja una huella que permite a la red de células cerebrales codificar el tiempo.

El equipo de la UCLA usó un modelo informático para comprobar su teoría. Simulando una red de células cerebrales interconectadas donde cada conexión cambiaba con el tiempo en respuesta a un estímulo, fueron capaces de mostrar que la red podía contar el tiempo.

Sus simulaciones indicaron que un evento específico es codificado dentro del contexto de eventos que le preceden. En otras palabras, si uno puede medir la respuesta de muchas neuronas en el cerebro a un tono de audio o a un fogonazo de luz, la respuesta podría revelar no sólo la naturaleza del evento, sino también los otros eventos que le precedieron, y cuándo ocurrieron los mismos.

.: Susan :.